Nuestra Pastora


Rev. Amarilys Gonzalez-Lopez

Entre las muchas bendiciones que hemos recibido del Señor se encuentra la dirección de nuestra Pastora, la Reverenda Amarilys González-López y con ella, la presencia de su hijo Nathan. Para ella, lo que continuamente nos recuerda, su ministerio empieza por su hogar y en su rol de madre. La madurez espiritual, la salvación  a través del sacrificio de Cristo en la cruz del Monte Calvario,  la gracia de Dios, la inclusividad y la unidad en el cuerpo de Cristo son temas centrales en el desarrollo de de la formación teológica de nuestra pastora y su pasión por el contínuo desarrollo de programas de ayuda al necesitado, auto-sostenimiento, apoderamiento, alcance y organización comunitario, educación cristiana, desarrollo de liderazgo y preparación de laicos para el servicio en misiones locales e internacionales. A estos intereses se suma su preparación en el desarrollo de organizaciones sin fines de lucro, activismo, recaudación de fondos, administración empresarial, prevención y manejo de riesgos, alivio de desastres y manejo de emergencias,  desarrollo de redes de recursos y sistemas de información. La Rev. González cuenta con un bachillerato en Justicia Criminal, una Maestría en Leyes y Relaciones Laborales, Maestría en Administración de Empresas y Manejo de Proyectos y es graduada del la Escuela de Teología De la Universidad de Drew con una Maestría en Divinidad. También ha sido acreditada como Detective Privado, Investigadora Forense, Oficial de Cumplimiento Corporativo y Seguridad Informática. Está certificada como Capellán de la Policía y Oficiales del Orden Público, como Organizadora comunitaria, administradora de organizaciones sin fines de lucro y recaudación de fondos. Sirvió por muchos años en fuerzzas armadas destacandose en el área de manejo de recursos humanos y desarrollo e implementación de estrategias.

Nuestra pastora nació en el Pueblo de Arecibo, Puerto Rico y durante su niñez y adolescencia sirvió a Dios en la Iglesia Defensores de la Fe en Puerto Rico. Años más tarde aceptó nuevamente la invitación redentora de Jesús aquí en nuestra casa, Iglesia Metodista Oasis durante el sacramento de la Comunión y posteriormente también aceptó su llamado al ministerio pastoral. Ha servido como pastora en la Conferencia extendida de New Jersey desde entonces.

¿ Qué le apasiona a nuestra pastora? Si la conociese se daría cuenta que le apasiona la VIDA, las personas, conocer nuevos lugares y hacer amigos, la risa delos niños y sobre todo la alabanza a Dios. Su testimonio es impactante y muestra que para Dios no hay nada imposible. El mero hecho de que ella está viva es una prueba más de que hay un Dios maravilloso capaz de traer los muertos a la vida. Cuando los médicos le dijeron que ya no había nada que hacer y se preparara para morir, entonces Dios la levantó y le dijo que tenía que seguir predicando: Cristo vino al mundo, Cristo murió, Cristo resucitó y Cristo vendrá otra vez. Aleluya.